En España, las operaciones de compra venta de viviendas, acumularon incrementos consecutivos el pasado año. Se estima que esta tendencia al alza, continuará a lo largo del presente año. A continuación, pasaremos a enumerar los motivos para  comprar una vivienda en 2018.

 

1.- Tendencia al alza

gestionar dinero

 

Este año 2018, se convertirá en el quinto año consecutivo de mejoría en el sector inmobiliario.

La mayoría de los consultores, afirman que la tendencia de los precios es al alza, motivada por la buena marcha de la economía española y el aumento de los inversores extranjeros.

Este es el motivo por el que los expertos recomiendan adquirir una vivienda en los próximos meses en vistas a las incipientes subidas en los  precios de venta.

Como consecuencia de lo citado anteriormente, los compradores que adquieran una vivienda de obra nueva sobre plano, se verán beneficiados por los precios del momento en el que compre, aunque la entrega de llaves sea a dos años vista.

 

2.- Concesión de hipotecas

El último balance del pasado año,  realizado por el  Banco de España, ha determinado que se produjo un aumento en la demanda y  concesión de los préstamos hipotecarios.

Esto es debido a que los criterios de concesión de los bancos, ha sido más relajado, suavizando por tanto las condiciones de financiación, posibilitando la materialización de mayor número de hipotecas y reduciendo el número de operaciones rechazadas.

Uno de los motivos de esta “relajación” de los criterios de concesión de las hipotecas, ha sido el la competencia existente entre las entidades financieras.

Este incremento de las operaciones de compraventa de viviendas está provocando un creciente impulso del sector inmobiliario.

 

3.- Nueva Ley hipotecaria 2018

proteger mi vivienda

Esta nueva ley, trae consigo una serie de novedades que afectarán a la comercialización de viviendas y cuya entrada en vigor está prevista a lo largo del primer trimestre de 2018, aunque sus efectos, comenzarán a notarse a lo largo del segundo semestre.

Algunos de estos cambios son claramente beneficiosos para el cliente y por consiguiente otro de los varios motivos para comprar una vivienda:

  • Obligación por parte de las entidades financieras de ofrecer información detallada y lo más clara posible de todas las condiciones de la hipoteca, al comprador.
  • El cliente visitará en dos ocasiones al notario, en primer lugar para aportar toda la documentación necesaria, comprobar que ha entendido todas las condiciones y se han resuelto todas sus dudas y en segundo lugar, para firmar la escritura de compra venta.
  • Se amplía también el número de cuotas impagadas antes de que la entidad pueda proceder al desahucio, que únicamente lo podrá ejecutar a partir del noveno impago en la primera mitad de la hipoteca y desde el décimosegundo en la segunda mitad. Esta medida tiene carácter retroactivo, por lo que también afectará a las hipotecas ya existentes.
  • Se reducen las comisiones por intereses de demora.
  • Se reducen los gastos del cambio de hipoteca con interés variable a interés fijo, o viceversa.
  • Se reducen también los gastos de las comisiones por amortizaciones anticipadas y cancelaciones.

Todos estos cambios, conllevarán a un incremento de la seguridad jurídica del comprador, aumentando así su confianza. Esto podría animar a los posibles consumidores aumentando por tanto, el número de operaciones de compra venta de viviendas.

 

4.- Inversión garantizada

Ahorrar en el alquiler

Comprar una vivienda con el objetivo de destinarla posteriormente al alquiler, ofrece una rentabilidad muy superior a la de otros activos financieros. En estos momentos, la vivienda en arriendo tiene una rentabilidad de media de un 9,8% bruto anual.

Por otro lado,  el precio de las viviendas, todavía es inferior al de hace una década, y la tendencia es al alza, por lo que la revalorización de las mismas, es un punto a tener muy en cuenta.

Por tanto, las ganancias del alquiler, sumadas a la revalorización de la vivienda, está propiciando un escenario muy fértil para los inversores.

 

5.- La compra de vivienda es la opción menos costosa

Aunque cada vez está más en auge el vivir en alquiler, convirtiéndose en una tendencia muy extendida sobre todo entre los jóvenes y las personas que tienen una gran movilidad laboral, no cabe duda, que a la larga, la opción menos costosa, es la compra de una vivienda para residir en ella.

Otra línea que cada vez es más frecuente, es la de aquellas personas que optan por vivir de alquiler, teniendo una vivienda en propiedad. De este modo, se aseguran una propiedad, con el ahorro y la sensación de seguridad que esto conlleva, pero sin embargo, satisfacen sus necesidades en cada momento de su vida (ampliación de  la familia, movilidad geográfica laboral …)

 

6.- Mejora del empleo

A nivel nacional, se calcula que este año, dará como resultado la creación de 450.000 nuevos empleos.

Por lo tanto, esta recuperación del mercado laboral, supondrá un aumento en el poder adquisitivo de los compradores y a una mayor seguridad económica, actuando estos factores como un incentivo para el incremento en las operaciones de compra venta de viviendas.

 

7.- Mejores calidades constructivas

vivienda en 3d

La oferta más atractiva se centra en la compra de viviendas de obra nueva, frente a las de segunda mano, ya que las primeras ofrecen unas mejores calidades constructivas, proporcionando viviendas de mayor calidad y más eficientes en cuanto a prestaciones energéticas.

 

Esto son algunos de todos los motivos para comprar una vivienda en 2018, así que no esperes más y dejes pasar un gran año para formar una familia.

Imprimir